Autoclave para vidrio y cristales especiales

Autoclave para el proceso de vidrio laminado, construido en acero al carbono, de disposición horizontal.

Autoclaves attsuklaus para vidrio y cristales especiales

Tareas del operario con EL autoclave

  1. Introducción de la plataforma de soporte de las piezas en el interior del autoclave de forma manual.
  2. Cierre horizontal y rotacional de la puerta de forma automático mediante pulsadores y cilindros hidráulicos.
  3. Selección del ciclo determinado de tratamiento y bloqueo de la puerta.
  4. Finalización del ciclo escogido, desbloqueo de la puerta y extracción de la plataforma de carga de los vidrios.

ciclo programado

Cada proceso se basa en los segmentos programados de temperatura, presión y tiempo de mantenimiento.

Cada segmento se basa en las siguientes sub etapas:

  1. Rampa de presurización y calentamiento.
  2. Mantenimiento.
  3. Rampa de despresurización y enfriamiento.
grafica-attsuklaus

En la rampa controlamos que la temperatura y presión suban o bajen, según el ratio de incremento de temperatura (ºC/min) y presión (bar/min) programados en el PLC. Los incrementos son programables y suelen oscilar entre los 0,5 bar/min (para la presurización y despresurización) y entre 0,5 y 2 ºC/min (para el calentamiento y enfriamiento).

En el mantenimiento, se mantienen las condiciones de temperatura y presión programadas durante el tiempo determinado.

Durante cualquiera de los ciclos, la presión podrá regularse a voluntad en todo momento dentro de las limitaciones físicas que impongan los fluidos y sistemas utilizados. 

El caudal de aire para el proceso de presurización y despresurización es regulado automáticamente mediante una válvula proporcional que permite regular la rampa (bar/min).

El proceso de calentamiento se lleva a cabo mediante una batería de resistencias eléctricas y recirculando aire mediante una turbina instalada en el interior del autoclave. El aire se reparte homogeneamente por todo el cilindro del autoclave gracias al sistema de circulación de aire concentrico al cilindro. De este modo, se garantiza que la temperatura es homogenea en toda la superficie del vidrio.  El caudal de aire es regulado mediante un variador de frecuencia para conseguir la rampa de subida de temperatura deseada. 

El proceso de calentamiento también se puede realizar con una caldera de aceite térmico, como alternativa a la batería de resistencias eléctricas.

El proceso de enfriamiento se realiza mediante la introducción de agua en un radiador de agua instalado en la parte posterior del autoclave. El ajuste del caudal de agua en combinación con la  velocidad de la turbina de aire, permiten ajustar la rampa de enfriamiento.

Cuando se termina el ciclo de tratamiento y el autoclave esta despresurizado y enfriado, la puerta se desbloquea automáticamente y el operador puede abrirla para extraer la plataforma con las piezas de vidrio tratadas. 

La duración del proceso es variable y depende de las propiedades físicas de las piezas de vidrio a tratar.