Autoclaves industriales para bloques de hormigón aireado

Especialmente diseñados para la fabricación de bloques de hormigón aireado, una nueva tecnología que está revolucionando el sector de la construcción en todo el mundo.

autoclave industrial hormigon

La producción de estos bloques parte de la preparación de una base de arena de sílice y/o ceniza pulverizada (PFA), cal, cemento, yeso/anhidrita, agua y aluminio. En función de la proporción utilizada de estos componentes se obtienen distintos tipos de hormigón, cada uno con propiedades mecánicas diferentes. Una vez lista la mezcla, los bloques se someten a un proceso de curado del material en autoclave. 


El proceso de tratamiento consiste en:

1- Barrido inicial: se abre simultáneamente la válvula de vapor y la de aireación durante un tiempo programado para aplicar un vacío inicial y expulsar parte del aire del interior del autoclave. Este proceso permite eliminar los poros en la superficie del hormigón.

2- Calentamiento y tratamiento: se introduce el vapor de forma controlada en el interior del autoclave hasta conseguir una temperatura sobre los 190ºC y presión de vapor de 12 bar. Las condiciones de vapor se mantienen entre 6 y 12 horas para curar el hormigón celular. 

3- Enfriamiento: al tratarse de tratamiento con vapor, la despresurización y el enfriamiento se realizan en paralelo al descargar el vapor del interior del autoclave.