¿Qué filtros se instalan en los autoclaves industriales para residuos hospitalarios?

Los autoclaves para la esterilización de residuos hospitalarios o contaminados consiguen destruir los microorganismos que podían encontrarse en ese material, así aseguran la higiene perfecta del material tratado.

En el primer paso de la esterilización se realiza el vacío en el interior del autoclave para abrir los recipientes y bolsas, eliminar el aire y facilitar la entrada de vapor en todas partes con rapidez.

En este proceso el aire pasa por filtros HEPA (biológico-bacteriológico) que retienen a los posibles contaminantes y aseguran que ningún microorganismo pueda salir al exterior. 

Los autoclaves de vapor ATTSU KLAUS utilizados en hospitales y grandes centros de investigación están equipados con este tipo de filtros puesto que el material tratado en este tipo de instalaciones contiene alta carga de contaminación bacteriológica y el nivel de exigencia máxima es imprescindible.